Crear una experiencia de instalación sin fricciones para apps

frictionless install

Mucha gente piensa que la parte más importante de lograr que alguien instale tu aplicación es lograr que haga clic en un anuncio.

Si bien la tasa de clics (CTR) y también la tasa de conversión (CR) son extremadamente importantes para la efectividad de tus campañas, existe un gran desafío para los mobile marketers que se basa en campañas de adquisición de usuarios enfocadas en las instalaciones de aplicaciones; ya que necesitan tomar en cuenta el: “Install Friction”.

 

Debes prestar atención a todos los puntos del viaje del usuario, desde el momento en que hace clic en tu anuncio hasta el momento en que se incorpora y descubre tu aplicación. Según Eric Elliott, co-fundador de DevAnywhere.io, el 80% de las instalaciones de la aplicaciones requieren 6 o más clics en la pantalla antes de que el usuario tenga la aplicación instalada en su teléfono, esto ya es un gran obstáculo para que el usuario comience a usar tu aplicación.

Cuando intentas hacer crecer una aplicación, el objetivo es incorporar nuevos usuarios de la manera más rápida y fluida antes de que se distraigan con otras aplicaciones o proyectos. Cuanto más fácil sea el proceso de onboarding, más usuarios se convertirán en clientes leales.

Te compartimos algunas estrategias que pueden ayudarte a llegar allí:

Centrarse en la tienda

La experiencia de la app store es muy importante porque es una muestra de la experiencia principal del usuario. Lo que ven en la app store, determina la probabilidad de que instalen tu aplicación ahí mismo y le den una oportunidad. En otras palabras, si las capturas de pantalla no son convincentes, has subido imágenes de baja calidad y no hay videos, las posibilidades de que un usuario continúe con la instalación disminuyen.

Crea un onboarding adecuado

La mejor manera de explicar cómo interactuar con las funciones básicas de tu aplicación es proporcionar un tutorial en los primeros minutos, cuando el usuario usa la aplicación por primera vez. Este proceso puede alinear las expectativas del usuario y asegurarse de que el usuario evite toparse con alguna dificultad desde el principio, y arruine su experiencia.

Si no estás seguro de qué colocar en el onboarding, es útil echar un vistazo a otras aplicaciones en categorías similares y ver qué están haciendo bien (y mal).

Otra excelente manera de descubrir cómo los usuarios quieren interactuar con tu aplicación es entrevistar a los nuevos usuarios que acaban de instalar tu aplicación y preguntarles qué esperaban cuando la instalaron.

Muestra tu el valor de tu app de inmediato

Asegúrate de que los usuarios entiendan tu propuesta de valor y cómo pueden beneficiarse del uso de tu aplicación. Considera lo que los usuarios ya saben sobre tu aplicación y sus características para determinar la forma más efectiva de mostrar valor. Por ejemplo, si usas una aplicación llamada "Meditación", no necesitas una explicación de lo que hace la aplicación.
 
Por otro lado, si estás utilizando una aplicación que no es muy conocida, es posible que quieras comenzar desde el principio con tu propuesta de valor para que los usuarios sepan exactamente lo que obtienen con tu producto. Si no saben cómo los beneficiará tu producto dentro de los primeros minutos de participación, es más probable que lo desinstalen.

Diversifica tu Adquisición de Usuarios

Los usuarios que provienen de diferentes fuentes tienen diferentes comportamientos, así que intenta encontrar la fuente de medios donde es más probable que los usuarios pasen el onboarding. Cuando confías en las instalaciones orgánicas para el crecimiento, la primera impresión que el usuario tiene de tu aplicación es mucho más importante que la que proviene de un anuncio pago. Prepárate para crear valor inmediatamente para todos los usuarios, así, es más probable que conserven la aplicación y se comprometan con ella.

La dificultad u obstáculo no siempre es algo malo, puede ser algo bueno cuando se usa para ayudar a los usuarios a comprender en qué se están metiendo. Pedirle a un usuario que lea la política de privacidad de tu aplicación antes de instalarla puede reducir la cantidad de desinstalaciones y, al mismo tiempo, aumentar su confianza en tu producto; incluso solicitar que se registre desde el principio para una e-commerce app podría generar más confianza y también permite al usuario rastrear sus compras.

 

El obstáculo siempre va a existir, solo necesitas usarlo de manera inteligente, de una manera que tenga sentido para tu negocio y que no perjudique la experiencia del usuario.